CÓD.N06-S11-11-S05-02 ONLINE

La opinión de los docentes sobre las competencias desarrolladas en la Universidad

INTRODUCCIÓN

Cada vez más, las instituciones de educación superior centran el desarrollo de sus programas en la adquisición de competencias. Esto ha potenciado su investigación académica, generalmente focalizada en discutir qué competencias son más necesarias para el alumno y qué metodologías facilitan su adquisición. La figura del docente se ve como un elemento vehicular en este proceso. No obstante, dichas competencias pueden jugar también un papel relevante en la actitud y el comportamiento de los propios docentes, siendo éste un área de investigación poco explorada.

OBJETIVOS

El objetivo principal de esta investigación es el de comprender y fundamentar, tanto de forma teórica como práctica, el papel que juegan las competencias trabajadas por los alumnos de un programa de educación superior en relación con determinadas variables actitudinales (satisfacción) y conductuales (lealtad) de los docentes.

METODOLOGÍA

El planteamiento teórico se fundamenta en la posibilidad de adaptar teorías y perspectivas ligadas al ámbito económico-empresarial, tales como la jerarquía de efectos y la Teoría X – Teoría Y de McGregor, dentro del contexto educativo. El planteamiento práctico se basa en un modelo que relaciona las competencias con variables como la satisfacción y la lealtad, y que es testado con los datos obtenidos a través de una encuesta online. Para el análisis de los datos se utiliza la técnica de mínimos cuadrados parciales (PLS).

DISCUSIÓN

La analogía del contexto educativo con el contexto empresarial tradicional (alumno = cliente; docente = trabajador que atiende al cliente) es un tema que genera discusión, debido a las diferencias existentes entre ambos. No obstante, algunas de las teorías y perspectivas utilizadas en áreas como la economía de la educación arrojan luz al proceso por el que las competencias trabajadas pueden afectar a variables de índole actitudinal y conductual, incluso cuando el agente analizado (los docentes) no sean los receptores principales de dichas competencias.

RESULTADOS

Los resultados alcanzados dan validez al modelo planteado. Los datos muestran que las competencias trabajadas son importantes como determinantes de diferentes variables ligadas a aspectos actitudinales y conductuales de los agentes analizados (los docentes). Así pues, se encuentra una relación directa respecto a la satisfacción y una relación indirecta respecto a comportamientos que podemos asimilar con la lealtad. Estos resultados permiten también corroborar, para el caso concreto que se ha investigado, las teorías y perspectivas utilizadas en el trabajo.

CONCLUSIONES

Las principales conclusiones de este trabajo son dos. En primer lugar, remarcar la idoneidad de utilizar teorías y perspectivas ligadas a la economía de la empresa al ámbito educativo para entender el comportamiento de alguno de los agentes implicados en el contexto de la enseñanza superior. En segundo lugar, enfatizar la importancia que tienen las competencias en este contexto, más allá de ser un instrumento relacionado con la adquisición de conocimientos por parte de los alumnos, como mecanismo que fomenta también la satisfacción y la lealtad de otros agentes involucrados en el proceso.

Palabras clave

Docente Enseñanza superior Trabajo de investigación

Ponencia Online

Documentación de apoyo a la presentación ONLINE de la ponencia

Ver el video en youtube


Firmantes

Los autores de la ponencia

profile avatar

Marta Melguizo Garde

Ver Perfil

profile avatar

Javier Borraz Mora

Ver Perfil


Preguntas y comentarios al autor/es

Hay 8 comentarios en esta ponencia

    • profile avatar

      J. Javier Serrano Lara

      Comentó el 18/01/2021 a las 19:50:27

      Buenas tardes,

      Felicitarte por la presentación y el trabajo que hay detrás de la misma.

      En relación al aprendizaje en competencia de la mayor parte de la educación superior ¿Habéis podido identificar algún conjunto de competencias, que tras el estudio, hayáis visto que son "superfluas" y que podrían ser necesarias cambiar de cara a la mejora de la formación del alumnado?

      Por otro lado, ¿en esta investigación u otras os habéis planteado si el conjunto de competencias que se plasman son realmente trabajadas en cada una de las asignaturas desde la práctica, teoría o actividades complementarias?

      Gracias

      Responder

      • profile avatar

        Javier Borraz Mora

        Comentó el 19/01/2021 a las 14:47:57

        Buenas tardes, gracias por el interés en nuestra investigación.

        En realidad, no vemos competencias que podamos considerar “superfluas” (ya sea desde la perspectiva del docente o del estudiante). Evidentemente hay algunas que pueden verse como más o menos importantes, pero esto puede depender de los estudios que se estén cursando. De hecho, pudimos apreciar ciertas diferencias en las opiniones de los alumnos de cuatro grados relacionados con la economía y la empresa, así que se intuye que pueden darse más diferencias si comparamos titulaciones donde las diferencias entre áreas de conocimiento sean mayores. Más allá de poder eliminar alguna competencia, sí que veíamos necesario la posibilidad de potenciar alguna de ellas, como las competencias digitales (que podríamos introducir dentro de las competencias generales instrumentales).
        Respecto a la segunda parte de la pregunta, no tenemos datos al respecto. Nosotros investigábamos si las competencias se trabajan en la titulación, pero no sabemos el trabajo concreto que se puede hacer en asignaturas particulares, ni en qué tipo de metodologías se plasman estas competencias. En nuestros resultados se aprecia que sí que se trabajan muchas de las competencias, pero ciertamente no sucede con todas (o los agentes implicados no lo perciben así).
        Un cordial saludo.

        Responder

    • profile avatar

      Francisco Casimiro Lubalo

      Comentó el 11/12/2020 a las 02:49:13

      Enhorabuena a los autores por el trabajo. Me ha resultado muy interesante y novedoso el abordaje del concepto de lealtad resiliencia desde el ámbito universitário y su combincación con la competencia. Por eso me gustaría conocer su punto de vista sobre: como lograr mejor competitividad de los docentes en los contextos universitários si se tiene en cuenta al actual contexto de la pandemia por COVID-19?

      Responder

      • profile avatar

        Javier Borraz Mora

        Comentó el 11/12/2020 a las 11:15:08

        Muchas gracias por sus comentarios,
        Es una cuestión muy interesante la que se plantea aquí, puesto que la actual pandemia nos obliga a repensar el proceso de enseñanza/aprendizaje. Hemos visto como en los últimos meses se han producido grandes cambios en cuanto al canal con el que llegar al alumno (aula física vs. aula virtual), la forma de interactuar con el estudiante, el tipo de metodología y de instrumentos de evaluación más convenientes…
        Basándonos en nuestra experiencia, las competencias digitales de los docentes han adquirido gran importancia en este nuevo contexto, y es algo que habría que fomentar a través de formaciones específicas. Hay que ofrecer al profesorado herramientas que permitan una gestión eficiente de sus asignaturas, pero también hay que mostrarles cómo se usan y cómo sacarles el máximo partido.
        Por otro lado, se habla siempre de poner al alumno en el centro del proceso de aprendizaje, de darle más autonomía y responsabilidad en dicho proceso. El contexto actual favorece eso, puesto que el contacto presencial docente-alumno se reduce. A nuestro entender, esto puede llevar a un mayor uso de nuevas metodologías de enseñanza (por ejemplo, la clase invertida o flipped classroom), las cuáles también requieren formación por parte del profasorado para utilizarlas convenientemente.
        En definitiva, apostamos por la formación del docente y por saber sacar partido a los aspectos positivos que tiene cada contexto de trabajo.
        Un cordial saludo.

        Responder

    • profile avatar

      FRANCISCO JOSÉ REY CARMONA

      Comentó el 10/12/2020 a las 10:28:57

      En primer lugar, quisiera darles la enhorabuena por este trabajo tan interesante especialmente para los que nos dedicamos a la docencia universitaria, en mi caso en la Universidad de Córdoba. Particularmente interesante me resultan las conclusiones obtenidas en relación a la lealtad. Por eso, me gustaría, si fueran tan amables, que me ampliaran este concepto en este contexto educativo y sus diferencias con el concepto de lealtad en el contexto tradicional del mundo de la empresa. Muchísimas gracias por anticipado. Un cordial saludo.

      Responder

      • profile avatar

        Javier Borraz Mora

        Comentó el 10/12/2020 a las 17:36:50

        Buenos días, gracias por el interés en nuestra investigación,
        Efectivamente, muchos de los conceptos ligados al mundo empresarial tienen su traslación en el contexto educativo, y esto pasa con el caso de la lealtad. A veces encontramos dificultades en realizar dicha traslación, porque los contextos y los agentes no son del todo iguales. Por ejemplo, un consumidor que gasta su dinero en un producto puede demostrar su lealtad a la marca a través de la repetición de la compra. En educación podemos hablar más de inversión que de gasto, y la repetición en la “compra” es más complicada (aunque un alumno que estudia un grado puede, posteriormente, estudiar un postgrado en la misma universidad).
        Sin embargo, si miramos la definición del concepto “lealtad” en ambos contextos y vemos las variables que se suelen utilizar para medirlas, encontraremos muchas similitudes. Así, la lealtad suele definirse tradicionalmente como la respuesta de un consumidor en cuestión de preferencia, actitud y comportamiento hacia una o más marcas, expresadas a lo largo del tiempo (Engel, Kollat, & Blackwell, 1978). En el contexto educativo, la lealtad tiene que ver con el compromiso emocional con una institución educativa, recomendándola a otras personas y animándoles a hacer uso de sus servicios (Doña & Luque, 2018). Vemos pues que hay ideas muy similares. Por ejemplo, que la lealtad es un concepto ligado a aspectos emocionales, siendo claves cuestiones como la recomendación o la repetición/conformidad con comportamientos previos.
        En nuestra investigación hemos utilizado como unidad de análisis al docente y hemos visto que se mantienen las mismas relaciones con otras variables propuestas, de igual forma a lo que se suele encontrar dentro del ámbito de la empresa tradicional.
        Un cordial saludo.
        Bibliografía:
        Engel, J.F., Kollat, D.T., & Blackwell, R.D. (1978). Consumer behavior (3rd ed.). New York: Dryden Press.
        Doña, L., & Luque, T. (2018). How loyal can a graduate ever be? The influence of motivation and employment on student loyalty. Studies in Higher Education, 1–22. doi:10.1080/03075079.2018.1532987

        Responder

    • profile avatar

      Miguel Angel Solano Sanchez

      Comentó el 10/12/2020 a las 10:18:14

      Estimados/as autores/as,
      Mi nombre es Miguel Ángel Solano Sánchez, profesor en el Área de Estadística de la Universidad de Córdoba. En primer lugar, enhorabuena por el trabajo. Mi pregunta es si se han planteado alguna forma de aplicación directa en el aula acerca del desarrollo de esas competencias, muchas gracias.
      Un saludo cordial.

      Responder

      • profile avatar

        Javier Borraz Mora

        Comentó el 10/12/2020 a las 17:30:46

        Buenos días, gracias por el interés en nuestra investigación,
        En esta investigación nos hemos centrado en las competencias generales y, de acuerdo a lo que se hace en varias universidades, hemos distinguido tres tipos de competencias. Las competencias instrumentales (de índole cognitivo, metodológico, tecnológico y lingüístico), las competencias interpersonales (relacionadas con habilidades individuales, como las habilidades sociales) y las competencias sistémicas (habilidades relacionadas con sistemas complejos).
        En opinión de los docentes, las competencias más trabajadas son las instrumentales, que tratan aspectos tales como la capacidad de análisis y síntesis, la organización y planificación, la redacción de informes y su comunicación pública, el uso de herramientas informáticas, la toma de decisiones… Podríamos decir que mecanismos como los trabajos, los estudios de caso o las investigaciones sobre temas concretos podrían servir para fomentar dichas competencias.
        En el caso de las competencias interpersonales, el trabajo en equipo es una gran herramienta para fomentarlas, puesto que potencia las habilidades relacionales, el compromiso ético, la responsabilidad o la coordinación de actividades.
        Finalmente, entre las competencias sistémicas encontramos aspectos tales como la adaptación a nuevas situaciones, la creatividad, la iniciativa, la aplicación práctica de conocimientos teóricos… En estos casos, tareas en las que los alumnos tomen el mando del aprendizaje (por ejemplo, siendo ellos mismos los que planeen y desarrollen el tema sobre el que investigar y trabajar) pueden ser más adecuadas.
        Un cordial saludo.

        Responder


Deja tu comentario

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.