CÓD.N04-S01-D-36 ONLINE

LA PERSONIFICACIÓN DALINIANA EN EL MUNDO LITERARIO

A Salvador Dalí siempre se le ha catalogado como el loco artista del surrealismo pese a que demostró en multitud de ocasiones que esto no era así y que todo su arte giraba en torno a un complejo mecanismo: el método paranoico-crítico. Un sistema que ideó y que le sirvió para crear obras en donde la realidad se mezclaba con lo ficticio gracias a las imágenes surgidas en sus sueños; y es que el artista catalán siempre defendió que sus mejores creaciones surgieron a partir de sus estados de somnolencia, ya que era el medio con el que lograba alcanzar el máximo grado de pureza y realidad. Su creatividad, supuesta locura e ingenio se activaron gracias al rechazo que sintió por el mundo real, que a su vez le incitó a configurar el suyo propio.

A lo largo de su trayectoria como artista surrealista, recibió infinidad de ofertas provenientes de todos los campos artísticos ya fuese el cinematográfico, el de la orfebrería, el pictórico, el escultórico o incluso el publicitario. Sin embargo, fue a través del campo de la literatura en vinculación con el de la ilustración, en donde encontró la oportunidad de: seguir mostrando a la sociedad su arte desde otra perspectiva; retratarse a sí mismo a través de un complejo proceso de identificación con algunos personajes de dichas obras literarias; además de introducir su propia iconografía dotando cada imagen de significados ocultos que solamente se consiguen entender si se observan desde la perspectiva daliniana.

Ilustró infinidad de obras literarias como la novela fantástica de Lewis Carroll, Alicia en el país de las Maravillas; la obra teatral de Pedro Calderón de la Barca, La vida es sueño; la novela caballeresca Don Quijote de la Mancha de Miguel de Cervantes; la novela francesa de François Rabelais, Pantagruel; o el poema italiano la Divina Comedia de Dante Alighieri.

Pero, ¿qué tienen en común estas obras literarias? Que todas ellas relatan las aventuras sucedidas en sueños. ¿Es esto un dato casual? Evidentemente no, y es que los editores de la época vieron en él la persona idónea para poder representar con la máxima fidelidad y exactitud los relatos oníricos. Relojes, mariposas, muletas, espirales, cipreses, figuras antropomórficas, calaveras o manos, fueron algunos de los símbolos que utilizó de forma reiterada con el propósito principal de hacer suyas esas imágenes y que al mismo tiempo contaran algunos momentos de su vida, sus manías o sus fobias.

En definitiva, se trata de evaluar para este caso concreto, la relación intríseca que existe como hipótesis entre el pintor de Cadaqués con los personajes a los que les da vida a través de su arte. Porque, ¿introdujo elementos iconográficos propios de su obra en esta serie de grabados?, ¿hasta qué punto se puede considerar que hubo un proceso de identificación entre los personajes y el artista?, ¿se apoyó en algún patrón concebido con anterioridad o fue una obra propia e insólita?, ¿fueron estas ilustraciones la expresión más gráfica del objetivo principal que perseguía el movimiento surrealista?

Palabras clave

Ilustración imaginario Locura Sueños Surrealismo

Ponencia Online

Documentación de apoyo a la presentación ONLINE de la ponencia

Ver el video en youtube


Firmantes

Los autores de la ponencia

profile avatar

Silvia Hermida Sánchez

Ver Perfil


Preguntas y comentarios al autor/es

Hay 5 comentarios en esta ponencia

    • profile avatar

      VICTORIA TORIBIO-LAGARDE

      Comentó el 11/12/2020 a las 09:36:34

      Hola Silvia, me ha encantado tu comunicación y la comparativa entre Carroll y Dalí. Coincido contigo en que ambos son genios de lo surrealista.
      Me gustaría saber qué piensas sobre la adaptación de ese simbolismo Daliliano a la educación en sí, ya que me dedico a la adaptación de elementos de la cultura visual en la educación artística y me encantaría tener tu investigación como un referente para el futuro.
      Pienso que en un momento de crisis, como el que estamos viviendo, es necesario buscar salida en mundos utópicos, cargados de simbolismo como los que generaba Dalí. Quizás esta investigación podría adaptarse al conocimiento que muchos jóvenes necesitan aprender.
      Muchas gracias, me ha parecido muy interesante.

      Responder

      • profile avatar

        Silvia Hermida Sánchez

        Comentó el 14/12/2020 a las 09:51:58

        En primer lugar, muchas gracias Victoria por tus palabras.
        Estoy totalmente de acuerdo contigo, creo que la palabra que más se acerca a la idea que me estás comentando, y que también tiene mucho que ver con lo que hicieron los dos artistas, es RESILIENCIA. Un término que en psicología hace referencia a la capacidad que tiene la mente humana para evadirse del mundo y superar situaciones difíciles.
        Si trabajas en torno a la educación creo que podrías tomar este concepto como punto de partida para poder adentrarte en este universo de fantasía (aparentemente) que Dalí y Carroll mostraron en sus obras.
        Soy consciente que a nivel iconográfico Dalí es difícil y no todo el mundo puede llegar a entender el trasfondo que existe detrás de sus cuadros; pero me parece muy interesante la idea de acercar su figura a los más jóvenes.
        No obstante, cualquier duda que tengas en cuanto al tema o si te gustaría compartir opiniones e ideas conmigo, no dudes en enviarme un email.
        Un saludo,
        Silvia Hermida.

        Responder

    • profile avatar

      Ana Iribas Rudín

      Comentó el 09/12/2020 a las 09:20:36

      Hola de nuevo, Silvia. Al recargar la página sí he podido ver el vídeo. Muchas gracias.

      Responder

    • profile avatar

      Ana Iribas Rudín

      Comentó el 09/12/2020 a las 00:26:20

      Hola Silvia, no veo tu vídeo y me interesaría acceder.
      Si tienes la URL en YouTube, ¿puedes compartirla, por favor?
      Del texto discreparía con tu afirmación de que "todo su arte giraba en torno a un complejo mecanismo: el método paranoico-crítico", dado que la adscripción de Dalí al primer surrealismo supuso un acatamiento, en esa fase, del dejarse llevar por el inconsciente. Según el propio Dalí, fue la influencia de Gala y su miedo a volverse loco lo que lo llevó a desarrollar su famoso método, que de alguna manera lideró el segundo surrealismo y que, en el caso de Dalí, llevaba el sello del imperio de la razón.
      A la espera de tu vídeo, un saludo cordial,
      Ana

      Responder


Deja tu comentario

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.